España destina 10 millones de euros a ayudas a exhibidores de cine

por Alfonso Rivera.cineuropa.org

El martes 5 de octubre, a instancias del Ministerio de Cultura y Deporte de España, el gabinete del Gobierno del país aprobó un Real Decreto por el que se regula la concesión directa de ayudas a los exhibidores de cine, por un importe total de 10,2 millones de euros. Este respaldo está destinado a personas físicas y jurídicas propietarias de teatros registrados como empresas privadas o como entidades sin ánimo de lucro establecidas en España. El objetivo es que los propietarios puedan mantenerlos abiertos y realizar actividades relacionadas con la exhibición cinematográfica y la realización de proyectos culturales, así como actividades de promoción y las destinadas a atraer público, desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de este año.

El apoyo brindado es de carácter excepcional, debido a la situación creada por la crisis del coronavirus, porque las restricciones que se aplicaron para frenar la propagación del virus afectaron a los cines, ya que tuvieron que reducir su ocupación e incluso cerrar en algunos casos. A través de este Real Decreto, el Gobierno demuestra que considera necesario proteger la estabilidad y viabilidad futura de los teatros, dado su carácter innegable y fundamental como vehículo de acceso a la cultura, así como su impacto social y económico en los espacios y comunidades. dónde se ubican, y sobre otros servicios vinculados al ocio. Las subvenciones se financiarán con la línea presupuestaria “ayudas a las salas de cine”, del presupuesto de gastos del ICAA aplicable al ejercicio 2021.

Por otro lado, el Gobierno también aprobó una declaración institucional con motivo de la organización del primer Día del Cine Español el miércoles 6 de octubre. A instancias del ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, el gobierno español ha expresado su compromiso con el fortalecimiento de la industria cinematográfica española como parte integral de la global europea. Además, refuerza la protección del patrimonio cinematográfico y audiovisual, considerándolo patrimonio histórico español, con el fin de hacerlo accesible con fines educativos, académicos y culturales.

“El cine español, representado por Luis Buñuel, Carlos Saura, Pedro Almodóvar, Penélope Cruz, Isabel Coixet e Icíar Bollaín, ha sido y sigue siendo un motor de la proyección internacional de nuestro país, al tiempo que proyecta una impresión global de España como un país moderno y democrático”, se afirma en la citada declaración institucional.

En un acto público, celebrado en el Cine Doré de Madrid, declaró que el cine puede ofrecer beneficios culturales e industriales. Señaló que las productoras de cine independientes de tamaño medio contratan una media de 20 empleados y tienen una facturación media anual en torno a los 15 millones de euros. “Entre 2010 y 2020 se produjeron 2.944 largometrajes en España. Más del 80% de estas fueron producciones 100% españolas, mientras que el resto fueron coproducciones. En comparación con los países de nuestro entorno, España ocupa el sexto lugar de la Unión Europea en número de producciones audiovisuales y el quinto en número de horas de producción”, afirmó.

Por último, el ministro ha señalado que, a pesar de la pandemia, el año pasado se exhibieron 379 películas españolas, 6,8 millones de espectadores acudieron a las salas para ver películas españolas y la taquilla recaudó 39,4 millones de euros. “2022 tiene que ser el año del Renacimiento Cultural. Y el 6 de octubre debe marcar el inicio de nuevos proyectos

cinematográficos, rodajes y más estrenos de películas españolas. Y, sobre todo, más gente en las salas de cine”, enfatizó Iceta.

Otras noticias destacadas

Publicidad